0

Los destinos más baratos del mundo están en Asia

meneame_share

Comenta en su blog Tim Leffel, autor del libro The World’s Cheapest Destinations: 21 Countries Where Your Money Is Worth a Fortune (Los destinos más baratos del mundo: 21 países donde tu dinero es una fortuna) la publicación en Travel and Leisure de una selección de los destinos más asequibles del mundo, entre los que obviamente hay mayoría asiática:

Ciudades:

  • Chiang Mai, Tailandia
  • Kathmandu, Nepal
  • Hanoi, Vietnam
  • Bangkok , Tailandia

Islas:

En realidad el sudeste asiático es el paraíso de los backpackers (mochileros). Los páises muy poco desarrollados resultan increíblemente caros puesto que oferta y demanda son escasos, lo que empuja los precios al alza. Es lo que ocurre con muchos destinos de Sudamérica y sobre todo Africa.

Por contra, la mayor parte de los países del sudeste asíatico están en vías de desarrollo en los que hay una oferta turística amplia y también demanda, lo que unido a las diferencias monetarias y de coste de la vida, empuja los precios a la baja. El resultado es que en Tailandia, Malasia, Vietnam o Indonesia podemos viajar por cantidades ridículas (siempre y cuando dejemos de lado la comodidad) o bien gastar cantidades indecentes (ya sabes, el concepto lujo asiático).

Lo único realmente caro del sudeste asiático es llegar hasta allí, el coste del vuelo. Para reducirlo tienes dos opciones:

  • o bien esperas a última hora, lo cual implica que tienes fechas de ida y vuelta flexibles y sois como mucho dos personas.
  • o bien anticipas al máximo la compra del billete, a fin de conseguir la mejor oferta. Y eso significa menos flexibilidad y tenerlo todo planeado.

Una vez sobre el terreno, los transportes terrestres son poco cómodos pero asombrosamente baratos. Y las líneas aéreas locales ofrecen tarifas muy bajas.

En cuanto al alojamiento, salvo temporada alta o eventos concretos lo mejor suele ser contratar según se llega, preguntar y comparar precios. Aunque algunos mayoristas online pueden ofrecer ofertas muy competitivas.

La comida no es que sea barata, es que es increíblemente buena y variada, y muy muy barata. Eso sí, si te adaptas a la dieta local. Si te dedicas a comer en hoteles de lujo te va a costar lo mismo que aquí.

Con estas condiciones lo mejor suele ser planificar un viaje largo (de 3 semanas en adelante) para poder moverse sin prisas que encarecerían los desplazamientos y amortizar la inversión en el billete. Es muy habitual encontrarse con grupos de estudiantes que se han tomado un año sabático y llevan meses recorriendo Asia con un presupuesto mínimo.


meneame_share

Escribe un comentario